La vida sigue igual, protocolariamente hablando

Acabo de ver publicada la grata noticia de la próxima creación del Colegio de Periodistas de Cantabria. Se suma así a los nueve colegios profesionales de periodistas ya constituidos en España: Cataluña, Galicia, Murcia, Andalucía, Castilla y León, País Vasco, La Rioja, Asturias y Navarra. En su conjunto representan a más de 7.200 periodistas colegiados, según informa la propia Asociación de Periodistas de Cantabria.

La noticia me ha recordado a mi admirado amigo Juan Antonio De Heras, que lograba en el año 2013 la creación del Colegio Oficial de Periodistas de la Región de Murcia, que preside desde entonces, donde sigue trabajando con éxito por esta profesión, abriendo un camino a otros proyectos similares en toda España. Y sobre todo me ha trasladado, inevitablemente, a un sueño que cada día me parece más lejano e imposible: la unión de todos los profesionales y asociaciones del protocolo en España.

A primeros del presente año, se anunciaba, de nuevo, un intento de coordinación entre las diferentes asociaciones existentes en torno a reivindicaciones comunes de los profesionales del protocolo. Se repetía así el circulo vicioso de la última década: anuncio-ilusión-enfriamiento-decepción. Es una vieja historia que no tiene fin.

Me produje tristeza observar el enorme potencial que tenemos de grandes profesionales del protocolo en España y lo poco que se ha hecho para unir fuerzas y consolidar esta profesión frente al progresivo deterioro de la situación laboral de cientos de compañeros que luchan diariamente, en sus pequeños actos, en sus pequeños territorios, por hacer profesión frente a tanto despropósito.  La presentación de Cartas Credenciales,  por poner solo un ejemplo de de esas maravillosas y tradicionales ceremonias cuidadosamente conservadas, esta al alcance de una minoria minoritaria de los profesionales del protocolo. La inmensa mayoria de la profesión “vive en provincias”. Y  aqui nos encontramos muy desprotegidos.

No ayuda mucho ponerse en plan negativo, lo sé, me lo repiten los propios compañeros. El problema es que la vida sigue, a velocidad de vértigo para algunos, y aquí todo sigue igual. Tal vez solo sea cuestión de tiempo, de esperar que se produzca el lógico relevo generacional, dando paso a nuevas promociones de profesionales. Más bien a futuras promociones porque las recientes, empiezan a teñir algunas canas ya. Y en algunos casos que conozco de primera mano, instalados en la decepción permanente.

El caso es que todavía mantengo la remota ilusión de pensar que desaparecerán los celos y rencillas personales, que sabremos unirnos en un objetivo común. Ya veremos entonces que nos queda de esta profesión, ante los ataques externos e internos a los que tenemos que enfrentarnos continuamente.

Pues nada, ya me he quedado a gusto. Disculpad por el desahogo, pero a veces es necesario. O quizás lo que necesite es unirme a los compañeros del Colegio de Periodistas de la Región de Murcia. Tal vez así mi modesta aportación, fruto de más de 30 años de experiencia profesional, pueda servir para algo. Estoy convencido que Juan Antonio De Heras no se opondría. No creo que os preocupe el asunto, pero tranquilos, no estoy anunciando nada. Son ideas volátiles que me llegan en un sábado cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s